Tener coche en la ciudad no es tan práctico como parece. El transporte público ayuda, aunque no es suficiente.
Por eso  surgió el concepto de “carsharin”: varios coches repartidos en la Condesa, Roma, Napolés, Cuauhtémoc, Juárez y los corredores San Antonio, Reforma e Insurgentes. Ahora es mejor disfrutar del coche sin pagar mensualidad, gasolina, estacionamiento ni seguro, todas las ventajas del coche con más practicidad. Dile adiós al “viene, viene”, con estacionamientos siempre disponibles en las estaciones establecidas.
Es un modelo parecido a la ECOBICI pero en cuatro ruedas. Al inscribirse en Carrot recibes una tarjeta para acceder a todos los vehículos.
Con una noche de anticipación los usuarios reservan en internet el vehículo con un costo entre 45 pesos y hasta 720 pesos por todo un día.

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado