Por: Ernesto Ruelas
¿Qué harías si te obligan a ser el doble de “El Chapo”?
Esta semana se estrenaron dos películas con temáticas parecidas, la tiranía política y los dobles que suplantan a los tiranos en situaciones de riesgo. Por una parte se encuentra la comedia de El Dictador, por otra la película de drama y acción de El Doble del Diablo. Una producción del neozelandés Lee Tamahori.
Al leer o escuchar el título lo primero que pensé fue en una película de terror, sin embargo me encontré con una pequeña reseña fuera del cine que habla sobre dobles de políticos, la guerra de Irak, y el tan polémico y tirano Saddam Hussein; es en ese momento cuando doy un cambio completo a la perspectiva del título y me intereso por la película.
Suplantación, cambio de identidad, tiranía, homosexualidad (a medias), excesos, riesgos y un personaje extremadamente exótico y material es lo que veremos en esta película.  Así como la lucha de un individuo que se ve obligado a actuar en contra de sus principios, y se ve obligado a ser como su posible “dueño” con tal de salvar a su familia y a sí mismo.
108 minutos bien empleados, a mi parecer, en una película diferente, bien producida y con mucho presupuesto para reproducir la vida excéntrica del hijo de Saddam Hussein: Uday Saddam  Hussein, de la manera más fidedigna a como podemos imaginarnos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado