Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms), Doug (Justin Bartha) y Alan (Zach Galifianakis) regresan para concluir la franquicia ¿Qué pasó ayer? (Todd Phillips).
Aparte de los cambios de escenarios –pasaron de Las Vegas a Thailandia– y la suma de algunos personajes, no hay mayores diferencias entre la primera y la segunda entrega. Una explosiva despedida de soltero, provoca los más grandes black out de sus vidas y, por alguna razón, Doug siempre queda exento de la caótica reconstrucción de los hechos.
También hemos visto a “La manada” librarse de policías y mafias, sus mayores dolores de cabeza en las primeras versiones. La comedia ha caído en la resolución de los conflictos de manera irreverente y con mucha suerte.
En ¿Qué pasó ayer? Parte III, Phillips arriesgó y lo cambió todo. Lejos de las despedidas de solteros, ahora lo que provoca la reunión de estos amigos es un funeral. Esta vez no hay alcohol, ni drogas que les hagan olvidar una noche, la trama apuesta más por las sumadas consecuencias de las anteriores entregas, con la reaparición de amigos y enemigos del pasado como Mr. Chow (Ken Jeong) y Marshall (John Goodman).
Las situaciones cómicas son muy escasas en comparación con sus predecesoras. Y el peso de las risas recae más que nunca en el personaje de Alan y en la infalible interpretación que Galifianakis hace del niño mimado de 42 años.
Respecto a los escenarios, una buena parte de la cinta se desarrolla en Tijuana, donde lo mismo presentan el bar del pueblo que la lujosa casa de descanso de Marshall, hasta llegar a un inevitable retorno a la ciudad donde empezó todo, Las Vegas.
Además de los personajes, los áridos escenarios y las carreteras parecen ser el único punto en común entre la primera y la última entrega, así que prepárate para ver algo muy diferente.

[quote]

¿Qué pasó ayer? Parte III
(The Hangover Part III)
Dirige: Todd Phillips.
Actúan: Zach Galifianakis, Justin Bartha y Bradley Cooper.
Estreno: 28 de junio.

[/quote]

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado