Después de meses de espera, por fin la fecha pactada había llegado: Día de muertos y Trasloma fueron fecha y lugar ideal para la primera edición del festival Coordenada, el cual se celebró en la perla de occidente.

Fotos: Scarlett Fontecha Txt:  Lupita Pérez

Empezando de manera muy puntual, Festway abrió el camino que recorrerían las bandas que se dieron cita con este público tapatío, tan difícil y amado a la vez.
Posterior a ellos, Yokozuna demostró el por qué sigue vigente, después de 10 años detrayectoria. Voces potentes y guitarras melancólicas acompañaron al duo a prender a la banda reunida en trasloma, así como a protestar por la situación actual del país.
Loquillo, quien ha pasado un sinfín de cosas en su carrera artística, por fin se presenta en Guadalajara. En lo personal, su rock bohemio fue bastante agradable. Aun teníamos un Coordenada tranquilo, que empezaba a fluir con calma. Para ser su primera vez en la ciudad lo hizo bastante bien.
S.O.J.A., quien a palabras de un seguidor, es una banda que en vivo suena muy bien y  cada uno de los integrantes saben hacer sonar muy bien el instrumento que les toca. Fue muy poco tiempo y un mal horario para una banda como SOJA que, a diferencia de otras bandas de reggae moderno, se ve que disfrutan lo que hacen y que realmente lo siente. Sus letras son románticas y algunas otras entregadas a sus creencias que tienen que ver con Rasta. Una banda energía que al parecer, se lleva buen sabor de boca, ya que la respuesta del público tapatío fue bastante favorable.
La magia comenzó, a partir de que Paté de fuá pisara escenario, y es que las melodías circenses y poco del sensual tango, hacen de cada presentación de Paté algomemorable. Percusiones, cuerdas, vientos y hasta un serrucho forman parte del arsenal con el que Paté logra conquistarnos con su música y su presencia. La seductora voz de Yayo Gonzalez es quien nos invita a seguir bailando y divertirnos en la
primera edición del Coordenada, el cual luce para ser un festival paras quedarse.
De la tierra, fue la sorpresa de muchos, ya que pocos imaginaban que se trataban de integrantes de otras bandas de Rock, tocando un metal diferente. De antemano, el proyecto empieza este año con un sonido propio, una mezcla de la cultura latinoamericana del Rock, como ellos mismos describen y con una muy buena producción sobre el escenario, se impregnaron en la audiencia que por primera vez los
recibía, y que sin duda, a más de uno dejo a la espera de escuchar más.
Hello Seahorse se está volviendo un clásico para los conciertos de música independiente y festivales de grandes producciones de Guadalajara. Una Denisse masfortalecida, nos hace estremecernos con su particular voz, la cual, acompañada de excelentes músicos y vibrantes mezclas logran que se nos unamos en una voz, para corear canciones de amor y desamor, esas que ya hemos dedicado más de un par de
veces.

Otro proyecto que surgió este año y  que también nos acompaño en Coordenada  fue Antemasque, quienes algunos de sus integrantes fueran miembros de The Mars Volta. Un proyecto con una propuesta enérgica, divertida y con la actuación de su vocalista bastante acorde a el estilo que demuestra ser. Es la nueva propuesta que llega a escena, y que se juega el todo por quedarse y llegar a tener la presencia que llegaron a tener hace algunos años en el proyecto anterior.

Le toca el turno a Panteón Rococó y como era de esperarse, su música puso en guardia a mas de uno para sus tan famosos slams. Un duo dinámico de Shenka y Denisse LoBlondo para tener “esa dosis perfecta” de ambas voces sobre el escenario. Sin olvidar su ideología y su movimiento los cuales  lograron identificar a esa parte de la sociedad, que está cansada de los conflictos en el país, la cual pide justicia para 43 familias que están en la espera de ver a sus hijos de vuelta. Esta banda es sin duda, un ícono de resistencia y de protesta a nivel nacional y por supuesto no podía faltar en esta primer edición de Coordenada.

A llegado la noche, y con ella Enjambre, banda la cual tenía alrededor de un año sin pisar tierras tapatías. Los hermanos Navejas y compañía estrenaron disco en el escenario Coordenada frente más de 15000 personas según cifras del propio festival, lo cual deja bastante buen sabor de boca, ya que dicho disco apenas salió a la venta al público  hace un par de días.  Sin duda, uno más en la historia Coordenada.

The Editors es uno de los más esperados por los tapatíos, los cuales los disfrutaron por primera vez en la ciudad de las rosas. Para algunos una presentación favorable en cuestiones musicales, aunque lamentable, ya que se esperaba que durara más que la hora pactada. La banda toco éxitos de sus 4 álbumes y se fue bastante agradecida de la interacción del público jalisciense y sus alrededores.

Bunbury & Calamaro. Calamaro por delante,  abriendo el ruedo en esta corrida musical que no tiene regreso. Aunque no tan intimo como las últimas veces, la presencia del Salmón urgía en la tierra del tequila y el mariachi su voz sonora y sus románticas letras, como siempre unifican al público, para verse como amigos, aunque en la vida hayamos cruzado palabra. Y con un leve  guiño a Cerati, Andrés lo  homenajea con un poco de “música ligera”.

Bunbury aparece después de  una leve pausa e invita a las voces presentes a corearlo a través de sus letras. Entre esa grave voz y la luna que se presentaba majestuosa con un halo alrededor, el  español nos trasportó en el tiempo y en el espacio a esa época de buen rock, en donde no importaba nada mas lo que se sentía en el interior.

Un poco más tarde, lo que esperábamos muchos, el duo se presentaba junto para cantar canciones clásicas de los dos. Ambas voces cantaban éxitos de Los Rodríguez, Héroes del Silencio y por supuesto, Crimen, en un grande, pero respetuoso homenaje al ídolo, Gustavo Cerati. Excelente presentación de ambos. No se podía esperar menos.

Toca el turno, sin duda, a los que se llevaron la noche. Comenzando por un “magnificante” escenario que simulaba un hombre dirigiendo a unos títeres, The Hives aparece en escena invitando a todos a reunirse frente a su escenario. “C´mon” la primer canción de casi hora y media de rock al más puro estilo de “Los Hives” Pelle Almqvist, demostró tener dotes para el español. Su interacción con los “Guadalajaras” fue excelente, ya que obtuvo muy buena respuesta por parte del público tapatío, a pesar de las pocas palabras que pronunciaba en nuestro idioma. Por si fuera poco, el escenario no le fue suficiente y pasando a otro nivel, bajó del mismo para cantar justo frente al público, saludando y recibiendo la ovación de quienes estaban presentes, sobre todo los que tuvieron oportunidad de estrecharle la mano. Después de 8 años de no pisar suelo tapatío, se ve nota que están más vigentes que nunca y eso es algo que los mismos Hives agradecieron a través de su entrega en el escenario.

Para cerrar, Coordenada decidió concluir con una de las bandas más representativas de México a nivel mundial, lo cual es Zoé. Con un León Larregui más accesible y tocando éxitos con sonidos diferentes, mezclas echar especialmente para esa noche.

De esta manera termina una velada la cual augura un éxito rotundo para futuras ediciones de festival coordenada.

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado