Cuando se anunció el line-up del Force Fest todo era risas, aplausos, emoción y diversión.

Fans comprando sus abonos para lo que sería un lodazal.

Si tú como yo, fuiste uno de los emocionados para presenciar grandes bandas en un lugar que prometía mucho; seamos sinceros… ese calzado, jamás volverá a ser el mismo.

El festival fue realizado en un Campo de Golf en Teotihuacán, donde los organizadores no prestaron mucha atención a las condiciones para accesar rápidamente.

Pero todo cambió por la tarde, una tormenta cayó sobre miles de fans que hicieron el viaje, de pronto estaban en un lodazal estilo Woodstock, el frío llegó, aunque el clima no era el ideal, aún existieron cosas peores… ¡algunas bandas decidieron no presentarse!.

Lamb Of God, Testament, Exodus, Devil Driver y Senses Fail cancelaron su participación en el Force Fest, pero fue hasta el domingo por la tarde que la página oficial del Festival dio a conocer a través de un comunicado que algunas bandas no estarían, ya cuando miles de fans habían ingresado. Para colmo, Danzig iba a cerrar el último día y no salió al escenario, los organizadores nuevamente callaron y nadie dio informes de lo que sucedía.

Aunque los organizadores prometieron reagendar algunas fechas del talento que no tocó, nunca se avisó con tiempo de anticipación, aun cuando Rob Zombie puso en su página oficial primero y después en sus redes sociales que no tocarían en México (mal ahí).

 

Para colmo, algunas bandas cambiaron sus horarios y salieron antes de lo que señalaba el cartel. Los organizadores no avisaron a los asistentes de dichos cambios y todo se volvió confusión, sobre todo este domingo. Al menos no cancelaron System Of A Down, Alice In Chains, Stone Temple Pilots, Slayer, Phil Anselmo & The Illegals y Steel Panther, pero el sonido en algunas fue fatal.

La seguridad fue insuficiente, algunos asistentes reportaron robos en la zona de ‘camping’, así que los fans no se podían mover de la zona o tuvieron que llevarse sus cosas por completo a pesar del clima y las malas condiciones del terreno. Algunos automovilistas también fueron asaltados en el trayecto, nosotros nos salvamos.

La salida fue otra aventura, sólo una y entre tanto lodo, decenas de automóviles se atascaron, no había señalizaciones y cientos de metaleros no volvieron el domingo por riesgo a sufrir nuevamente otra experiencia negativa.

Todo mal, hasta la zona de alimentos fue clausurada por autoridades.

Además, la comida de los ‘Food Trucks’ fue insuficiente, las porciones eran pequeñas y con alto costo. Las condiciones en un lodazal no eran las mejores para preparar alimentos, quizá por eso llegaron las autoridades el domingo y clausuraron la zona de alimentos del Force Fest43739019_1150667915092069_7489427158876553216_n.

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado