Paz, música, baile y un bosque mágico lleno de colores  demostraron que el mundo, la gente unida y el amor son más fuertes que la tragedia, tras un día devastador en New Zealand, el Festival Womad nos abrió el corazón y las puertas a nuevas propuestas musicales.

FOTOS: JUAN CARLOS G. BASURTO 

Un bosque mágico entre lagos artificiales con más de 5 escenarios, luces, colores, comida y un público respetuoso pero entusiasta, fiestero y bailador hicieron un fin de semana de festival increíble.

 

Womad nos dejó baile cubano, tamboras, ska, música africana, el poder único de My Baby , el funk de Bajoli, el reggae de The Black Seeds, la fuerza escénica de la señora Dona Onete, las resistencia latinoamericana de Las Cafeteras y la música ska Gypsi de Shantel y Bucovina Club Orkestra que para mi fue uno de los mejores actos.

 

Gracias Womad por el festival, por la naturaleza, la música y sobre todo por reafirmarnos que somos más los que buscamos un mundo de paz, amor y baile, Gracias Womad.

 

DSC_0191 DSC_0216 DSC_0217 DSC_0219 DSC_0244 (1) DSC_0244 DSC_0254 DSC_0262 DSC_0268 DSC_0271 DSC_027262652-1552876570DSC_0320 DSC_0331 DSC_0374 DSC_0417IMG_20190316_193303

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado