El día de hoy estuvieron en la FIL dos mujeres, con grandes personalidades y diferentes ideologías.

Josefina Vázquez Mota llegó para presentar su libro “Nuestra oportunidad¨ de cara a su posible candidatura para la presidencia de nuestro país. En la presentación del libro Jorge Zepeda habló del problema grave de misoginia que tiene el Partido Acción Nacional y aseguró que “sí Josefina se llamara José, el PAN ya tendria candidato”.  Los acompañantes de la presentación del libro aseguraron que el libro de Josefina no es como ningún otro que haya publicado algún candidato para la presidencia del próximo año. “Nuestra oportunidad” en cambio, es un libro incluyente, pues es una recopilación de entrevistas y pláticas con personalidades como Andrés Oppenheimer, Michelle Bachellet, Condelleezze Rice, entre muchos otros. Finalmente Vásquez Mota resalto la importancia de que los políticos sepan aceptar que se han equivocado y sobre todo pedir ayuda. Y parece ser que al dirigente de su partido le sobra arrogancia para poder aceptar que se ha equivocado, no en sus intenciones pero si en sus acciones.

En conferencia de prensa Josefina reafirmó su objetivo de mejorar la educación en nuestro país a través de la cultura que funciona como tejido social. Hablo de la importancia de fortalecer las instituciones de transparencia luego de que fue cuestionada de los políticos que roban y abusan del poder.

Y bueno, para terminar el ciclo de conferencias magistrales, Herta Muller ganadora del premio Novel de Literatura del 2009, se presentó en la Sala 1 del Centro de Exposiciones para más que exponer, dialogar con los asistentes de los principales temas de la situación mundial. Herta criticó duramente al capitalismo y la forma cruel de vender, mediante la publicidad. Para esto, Sabina Berman (presentadora) y Herta discutieron de un anuncio en particular de Prada que invitaba a las mujeres a comprar unos botines y sentirse más mujer. Para Herta, una rumana que vivió el comunismo, obviamente esto es incomprensible.

Sabina Berman le comentó a Herta la situación de inseguridad en nuestro país y Herta respondió que para los asesinos es una gran satisfacción cuando en los periódicos nacionales pueden ver el resultado de su trabajo. Muertos colgados, cabezas en las calles. Aseguró que claro que se tiene que hablar de los hechos pero sin hacer publicidad al crimen organizado. ¿Pero, como podemos lograr que una noticia de muerte sea algo que no genere satisfacción para quienes lo cometen?

En fin, un gran día en la FIL.

Deja un comentario

Tu email no será publicado