Franz Ferdinand y L.A.
Por: Judith Guzmán Fotos: Katia Diaz
La banda mallorquina L.A. dio apertura al concierto de este jueves 11 de octubre en el Teatro Estudio Cavaret. El público recibió con gusto a esta banda que de inicio era desconocida, ya para la segunda canción las palmas provocadas por su front man motivaron a que los tapatíos bailaran sin problema. De sonido rockero, sin mucha complejidad en sus composiciones, esta banda provocó el movimiento de caderas con su canción Older la cual dejaron calientitos a los escuchas a probar el pastel grande de la noche: Franz Ferdinand.
Aproximadamente a las 10:10 pm la banda escocesa tomó posesión del escenario que se adornaba de manera sencilla, el nombre en letras góticas blancas al fondo, unos cases de amplificadores al estilo de aquellos de los 50’s y un juego de luces que amenizaban con gran precisión cada uno de los golpes de su set-list. El saludo por parte de Alex Kapranos fue breve, agradeciendo estar de regreso a Guadalajara. La primera parte del set estuvo compuesto por canciones como The dark of the Matinee y No you girls, ambas que inevitablemente ponen a tono a la multitud. Ya en la segunda parte, decidieron consentir al público tocando por primera vez la pieza Standing in erasing, que suena más melódica en su armonía y con un poco menos de “dance” en su composición, material que compone su nuevo LP.
Un simple levantar de manos, una señal hacia el público, un parón repentino, era poco lo que necesitaba la audiencia tapatía para explotar en gritos y aplausos hacia este cuarteto de sensuales rockeros.
El encoré se compuso por 4 canciones más, finalizando con This Fire que literalmente, marcaba el ambiente de la noche, el Teatro Estudio Cavaret se encontraba en fuego y los cuerpos de los presentes irradiaban toda la energía tomada por el grupo.
Entre sudor y cerveza, el público desalojó el lugar, de todo tipo de asistentes se podían apreciar, tacones, lentes de pasta, rosarios al cuello, chamarras de piel incluso algunas corbatas ya desamarradas. La noche se terminó y resuena en el eco una frase que dijo Kapranos: I belive there’s nothing to belive in. ¿Tenemos desesperanza? Quizás, pero al ritmo de buenas melodías la desesperanza se puede soportar e incluso disfrutar.

Agradecimientos a Ocesa Jalisco.

[toggle_simple title=”Galería de Fotos: Franz Ferdinand” width=”100%”]

[/toggle_simple]

Sobre el autor:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu email no será publicado