Fotos: Rodrigo Puente


Por fin había llegado el día, después de los múltiples problemas que el Hell and Heaven tuvo que pasar para existir en la ciudad de México.

Decidieron crear 5 escenarios:  Hell, Heaven, True, Foro NT y New Blood, en donde 72 bandas; 48 nacionales y 24 extranjeras.

Un festival bien librado, tomando en cuenta todas las adversidades y los boteprontos que implica trasladar un festival de un sitio a otro y hacerlo crecer exponencialmente, al final del día tuvo grandes momentos.

La Sekta Core pese a las protestas metaleras prendió bien a quienes los escucharon, lo mismo que Makina, Agora y las Mystica Girls.

Maligno desde Monterrey propino una dosis de Stoner Doom sin problemas de sonido y tocando material de sus tres álbumes.

El slam se empezó a armar con Cephalic Carnage en otro escenario y empezaron los cuerpos a aventarse entre sí, “Kill for Weed” y “Lucid Interval” hicieron  chocar cabezas. Casi inmediatamente empezaba una de las leyendas del festival cuando U.D.O.; esos alemanes liderados por Udo Dirkschneider se posicionaban en el Heaven Stage.

Luego de la actuación de Annihilator, que emocionó a la audiencia provocando un círculo de slam principalmente en el sector general del público con temas como “Brain dance”, la banda estadounidense de Rob Zombie tomó el escenario del Festival Hell & Heaven.

En punto de las 21:40 horas el escenario Heaven del festival se iluminó para que el sonido de las guitarras inundara la atmósfera con la presentación de Limp Bizkit, comandada por Fred Durst, quien ofreció temas exitosos a lo largo de su trayectoria musical.

“Gracias por tenernos en casa”, pronunció en español el vocalista de la agrupación, que el próximo año celebrará dos décadas de vida con una gira, y que provocó la agitación de los espectadores que se movieron durante una hora ante la música energética de Limp Bizkit.

Luego de mover las conciencias con “Rollin’” y “Take a look around”, la banda se despidió del escenario para dar paso a Kiss.

“War machine” fue uno de los primeros temas que se escuchó, “Coming home” fue otro de los temas que el grupo, mientras la pirotecnia se alzó en el aire con temas como “Lick it up” y “Black Diamond”
“Rock and roll all nite” se hizo presente en el escenario como un ícono de vida, seguida de más pirotecnia para concluir con el festival de metal más grande y  esperado de Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu email no será publicado